miércoles, 4 de agosto de 2010

La hora de la siesta produce monstruos

Hoy, cuando he despertado de un pequeño sueño he sorprendido a un gran abejorro, de esos gordezuelos y torpones que llevan pañal, libando de una flor... en un mantel... tendido en la terraza... después ha caído exhausto al suelo de la cocina.

1 comentario:

  1. Cuándo vas a seguir escribiendo? Podrías aprovechar tu estancia leonesa, no?

    Tati

    ResponderEliminar

Cuéntame algo