domingo, 13 de septiembre de 2015

Con ambos pies

En esa vida bailé
con ambos pies
sin perder ritmo.
Ahí salté 
con dos pies
y creí que volaba.
Ahí lo intenté
y con ambos pies
tropecé. 
En esa vida confié
y metí los dos pies.
Aquí y ahora
reintento
bailes, saltos, 
vuelos y aciertos
con ambos pies
aunque estoy casi coja.