domingo, 5 de septiembre de 2010

Los niños no se pintan las uñas

Hay frases sencillas que se lanzan así, hala, sin pensar.
El otro día estaba en la piscina, entre canción y canción de mi ipod escuché esta perla. Me quedé de estuco pintao, vamos impresioná. Qué dañito me hizo.
¡Por Dior! Madre no hay más que una... deberíamos tener más, así comparábamos y hacíamos media.
El sujeto coartado tan solo se eleva, el probe, 50 cm del suelo, su hermana había decidido, con buen criterio, que si quería divertirse, debía jugar con su hermano pequeño, se pintó como una puerta e hizo lo propio con su ferviente compañero de juegos.
La madre le mira horrorizada y le dice: "Los niños no se pintan las uñas".
...
Pues cómo que no, y por qué. ¿Que pretendes decirme mamá? Ella se ha puesto horrenda pero no le dices nada, las chicas se maquillan, los chicos no, he oído que eso es educación sexista, no es políticamente correcto, no deberías inculcarme valores que me lleven a ser intolerante cuando sea mayor, quiero ser una persona de mente abierta y encima esto es divertido. Y qué pasa si decido pasear mi camión en la sillita, ¿no estoy desarrollando mi rol masculino?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo