martes, 28 de septiembre de 2010

El necio de la familia

En todas las familias hay uno que es el "terco", también puede ser una pero en mi hogar ha resultado ser este que veis en pantalla, espinoso, carnoso, feo y necio. Reivindico ante todo la diferencia y la originalidad (y hablo desde la experiencia), este sin duda es un cactus que ha evolucionado bastante mal, es el freak de mi piccolo giardino, ya os he hablado de él en el pasado. También os he hablado de cómo ha decidido aferrarse a la vida, haremos un pequeño repaso, esa protuberancia "moñosa" completamente seca estaba viva y gozaba de un saludable color rojo, decidió tener un hijo –también le llamo "mini yo"– del cual brotan incansablemente unas raicillas que intentan hundirse en la dura madera. No admite un no, no quiere darse por vencido, es feo y está dispuesto a quedarse, y yo quiero ver hasta dónde es capaz de llegar, le voy a apoyar en su andadura, por perseverante, hala, creo que es más bello ahora en su nueva forma, no es como los demás.

1 comentario:

  1. Va a necesitar un tiestín donde meter esa raíz necia. No es cosa de que arraigue en la mesa.

    ResponderEliminar

Cuéntame algo