viernes, 3 de diciembre de 2010

Solos

Que Copenhague es frío es de dominio público, para muestra, un botón.

Digamos que tiene un paisaje difícil, pero bello, silencioso y sublime.
Es un ambiente azulado en el que pocas palomas se atreven a salir del nido, en el que niños y mayores parecen llevar crisálida en vez de abrigo normal, en el que los parques son pistas de esquí, en el que las copas de los árboles son rectas y las parejas de guantes se separan continuamente.
Es un hecho comprobado que pocas parejas de guantes consiguen estar juntas toda su vida, uno de ellos puede caer al suelo cuando sube al autobús, se han encontrado mitones solos bajo el frío hielo, guantes de piel, guantes de lana, manoplas, da igual su condición, material, precio y color; parece inevitable, se extravían.
¿Dónde van? No lo sabemos ¿Vagarán solos por los vertederos sin volverse a encontrar con su otro?
El continuo hallazgo de guantes solos sobre la nieve sobrecoge el corazón de cualquier paseante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo