lunes, 17 de enero de 2011

Canción protesta

Nunca más supisteis cómo había evolucionado mi relación con la Red (la de empleo). Empezamos con mal pie y hemos seguido nuestro idilio de la forma más tortuosa.
Os refrescaré la memoria: me apunto a dos cursos - parece que no me inscriben - después de meses, me avisan.
En mayo acudo al primero, resumo: voy a una academia - academia no da el curso, se alquila para la ocasión - el curso no se va a hacer, somos pocos pero hay que ir - ir pa' na - hasta que no somos los suficientes no se empieza, no hay de nada, ni material, ni ordenador, y la profesora en stand by, en modo "yo total, si al final se suspende para qué me molesto y estropeo mi melodiosa voz" - así que finalmente yo me piro (no soy la única) - el curso se suspende.
Caramba, conclusión, ¿esto es lo que sucede?: Europa da dinero - empresas, que surgen como setas, pillan las subvenciones - hay cursos trampa que no ofrecen nada.
Después de unos meses en barbecho vuelven a aparecer en mi vida, ¿es un milagro? ¿es una pesadilla?
Voy a un sitio para otro curso - ese no va a ser el sitio donde se dará el curso - adivina, adivinanza, el sitio del curso es el mismo sitio del otro curso, ¡mierda! - así que digo yo, "mejor me voy a otro sitio".
Han pasado las entrañables fiestas, voy a otro sitio más a un curso que lleva el mismo nombre pero que lo organiza otra seta, esta seta tiene mejor pinta.
Os vais a reír, pero mañana debería acudir de nuevo a la primera seta: quién sabe, y si hubieran apuntado mi nombre y, al ver que paso de pasar no me volvían a llamar…
Creo que son setas alucinógenas. Me siento alucinada, me siento zarandeada, me siento timada y, sobre todo, me siento agotada porque en pocos días he recorrido la geografía madrileña de norte a sur, nunca es todo negativo, conozco lugares y gentes, que nunca está de más. Gentes que huelen a humo, están tan quemados que hasta huelen.
Quieren que seamos parados entretenidos mudos, podríamos ser parados re-formados mudos. Pues yo parada sí, pero muda paso, y para entretenerme ya decido yo cómo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo