lunes, 28 de mayo de 2012

Pensando

Cogito ergo sum. Tres palabras de enorme sencillez y gran significado, el principio del principio: "Pienso luego soy (existo)". Sin este gran descubrimiento los exámenes de filosofía habrían sido… fáciles y la vida… sencilla como la de una mosca (la mosca común vive un día Carpe diem, mosca).
¿Piensas luego existes? ¿Piensas que existes pero no piensas? ¿Piensas en la existencia, alguna vez, pedazo de burro? ¿Piensas que para qué pensar? ¿Existes y para qué pensar en más?
Antes, de antaño, o sea más que antes de ayer, había días que no pensabas mucho, lo elegías, te decías: "hoy no pienso pensar" "que piense otro, hoy no me toca" y hoy sencillamente piensas que si pensaras un poco menos, quizá serías un poco más feliz.
Nunca has pensado que el día que dejes de pensar a lo mejor no te vuelven a dejar hacerlo, pero piensa que ese día que no piensas, porque no te dejan, quizá esté a punto de llegar. ¿No pensarías entonces que es mejor pensar tú que no otro, mejor pensar por ti mismo que no te diga otro lo que debes pensar?
Sé que pensar mucho no te hace más feliz pero serás muy infeliz si no puedes ser por no poder pensar.
No soy particularmente dada al trabalenguas pero el otro día, caminando por mi barrio, pensé por un momento, al cruzarme con esta placa, que sería muy bueno tener un lugar en el que recordáramos cuál es nuestra condición humana pensante en el hipotético caso, lejano en este preciso momento, de que por dejar de pensar uno mismo y pasarle el "muerto" a otro, ese otro decidiera pensar por uno mismo (sea lo que sea lo que uno piense en estos días). Habría un lugar (si está cerca de casa es mucho más cómodo) en el que recordaríamos que una vez pensamos.
Y bueno, luego también pensé que el nombre de la calle no se refería a ese tipo de pensamiento pero este es mi blog y pienso como quiero (al menos de momento).




Pensad en pensar siempre. Os animo a pensar… vuestros propios pensamientos e incluso en aquello mismo que ahora pienso. ¿Alguien piensa en qué pienso? Y no, la cabeza no me duele más que si no pensara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo