jueves, 1 de septiembre de 2011

El final (experimento)

A media hora estoy.
Apurando un agosto raro.
Asfixiante e irrespirable en ocasiones.
Envidia del artista, del que sabe qué decir, del fuerte, del tolerante.
Treinta y un días feos, otra vez.
Ya se escapa otro mes de rescates, de falsedad... también de esperanzas, de resistencia.
Se acabó.

1 comentario:

  1. Desde luego, ha sido el verano más feo que recuerdo.
    Y el otoño no pinta mucho mejor.
    La indignación va cambiando de amarillenta a rojiza, pero no queda tan bonita como en los árboles.
    Y la esperanza del se trocó hace tiempo en verde-mierda.
    Yo tampoco sé.

    ResponderEliminar

Cuéntame algo