sábado, 9 de octubre de 2010

Agua


Podría ser este el inicio de una serie acerca de letras bellas de otros alfabetos. Es probable que algún lector chovinista en exceso crea que debo empezar por nuestra eñe (esa ene con peineta), pero ya mucha gente habla de ella a menudo.
Comienzo por esta que en los tres países escandinavos está en relación con algún curso de agua e incluso puede ser "isla". La letra por sí misma ya tiene significado, es hermoso y muy económico, la verdad; vamos, lo que viene siendo un grafema. Pero es que además puede ser un nombre propio y para colmo también es la interjección "Oh". Se pronuncia como una a, o, y sin embargo en francés tenemos que usar tres letras para que suene lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo