viernes, 13 de diciembre de 2013

El sueño que no llegó a ser

Estoy pensando por qué he ido al lugar más frío del continente en Navidad, estoy pensando por qué camino bajo la tempestad, pero miro hacia abajo y lo veo en mi guante, un copo de nieve completo, nunca había visto uno, está como dibujado. Y sonrío. Estoy pensando en cómo he llegado a esta página, no es mi capítulo. Estoy pensando en despertar.

Variación (Homenaje a Hammershøi)
Estoy pensando por qué he ido al lugar más frío del continente.
Estoy pensando por qué solo en este silencio podría escuchar el aleteo de un cisne, solo he visto su pico negro cuando ha pasado sobre mi cabeza.
Estoy pensando por qué voy caminando bajo la tempestad. Mi pisada es tan tímida. En esta ciudad todos van mirando sus pies, de vez en cuando alzan con miedo la vista por si alguien se choca con ellos. Estoy pensando por qué no me he chocado contigo.
Estoy pensando en todas estas fotos quemadas. Hay tanta luz. Ni una arruga en este cielo en tres días, solo pájaros negros. Pero está allí, por detrás está, tan lejos que no me da calor.
Estoy pensando en este copo de nieve, en que nunca había visto uno lo bastante grande, como si lo viese con lupa, como si alguien lo dibujó en mi guante, me hace sonreír, es sencillo y perfecto, y vive veinte segundos.
Estoy pensando en esa mancha quieta sobre la nieve.
Estoy pensando en caminar más despacio, ¿cómo he llegado a esta página? Me pasé de mi capítulo.
Los pies, fríos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo